Archivo de la categoría: Historia

20 lecciones sobre la amistad por autores clásicos

Autora: Mónica Encinas Fons

La amistad es para muchos un bien preciado difícil de valorar en los tiempos que corren; para otros, una forma de vivir y superar las alegrías y las adversidades que nos enfrentamos cada día. De todos modos, todos la apreciamos por igual como un regalo de la vida, puesto que es una manera de estimarnos ante el mundo. A continuación, te dejamos 20 reflexiones acerca de la amistad por las máximas autoridades de nuestro mundo occidental.

  1. Una de las más bellas cualidades de la verdadera amistad es entender y ser entendido. Séneca.
  2. La amistad mejora nuestra felicidad y disminuye nuestras desgracias doblando nuestras alegrías y dividiendo nuestro dolor. Cicerón.
  3. Los amigos muestran su amor en tiempos de problemas, no de felicidad. Eurípides.
  4. El antídoto para cincuenta enemigos es un amigo. Aristóteles.
  5. Nada excepto el cielo es mejor que un amigo que realmente es un buen amigo. Plauto.
  6. Un amigo de todos es un amigo de nadie. Aristóteles.
  7. Se lento para entrar en la amistad, pero cuando estés en ella, continúa firme y constantemente. Sócrates.
  8. La amistad es un alma que reside en dos cuerpos. Aristóteles.
  9. Desear ser amigos es un trabajo rápido, pero la amistad es una fruta de maduración lenta. Aristóteles.
  10. Un amigo leal vale diez mil amigos. Eurípides.
  11. Cuando uno es amigo de sí mismo, lo es también de todo el mundo. Séneca.
  12. De todas las cosas que la sabiduría provee para hacernos completamente felices, la mayor es la posesión de la amistad. Epicuro.
  13. Nunca es largo el camino que conduce a casa de un amigo. Juvenal.
  14. No necesito un amigo que cambie cuando yo cambio y que se siente cuando yo me siento; mi sombra lo hace mucho mejor. Plutarco.
  15. Deshacerse de un amigo honesto es deshacerse de tu vida. Sófocles.
  16. La vida no tiene una bendición igual a un enemigo prudente. Eurípides.
  17. La amistad es el vínculo de dos almas virtuosas. Pitágoras.
  18. Amistad que acaba no había comenzado. Publio Siro.
  19. Quien contempla a un verdadero amigo, es como si contemplara un ejemplo de sí mismo. Cicerón.
  20. Algunas personas creen que para ser amigos basta con querer, como si para estar sano bastara con desear la salud. Aristóteles.

Portada: Sancho y el Quijote, Gustave Doré

Anuncios

Cuando Shakespeare se hizo cool

Autor: Daniel Álvarez Bermúdez

Introducción

En la actualidad cualquier fanboy con una cuenta en alguna de las tantas redes sociales y acceso a un sitio de blogging se erige como representante de los estudios en Cultura Pop. No es nada nuevo, ni tampoco despreciable, ya que si tomamos en cuenta las horas invertidas frente a Netflix o con los oídos pegados a listas de Spotify con música de los 80s, 90s y más posmo, podríamos decir que los estudios de este nuevo tipo de “erudito” iluminan sobremanera las vivencias del consumidor de espectáculos de la sociedades mediáticas (en la línea de Debord).

Sin embargo, esto no es una diatriba contra nuestros amigos coolturetas, ni un intento por analizar su comportamiento, sino el análisis de un fenómeno literario que desde hace unos años se aloja en Tumblr: los maravillosos Pop Sonnets (https://popsonnet.tumblr.com/).

En un principio, la imagen encabezado de Shakespeare y el estigma contemporáneo de la palabra Pop me dieron la impresión de que el sitio se trataba de uno más de los rollitos de algún chico buena onda de las redes sociales; sin embargo, cuando me di el tiempo de leer algunas de sus re-composiciones, quedé sorprendido por la habilidad poética de Erik Dridiksen, autor del material comentado.

Básicamente, Pop Sonnets se trata de relaboraciones poéticas de famosas canciones de personajes como Ariana Grande, Taylor Swift, Britney Spears, Maria Carey y más exponentes de la misma línea. Cabe preguntarse, ¿cuál fue la particularidad de los Pop Sonnets como para traerlos a cuento?

Pues bien: el autor de estos sonetos no sólo es uno de esos tipos bastante ingeniosos y con talento que saben explotar el nicho comercial, sino también un auténtico artista (en la misma línea de Warhol) que transformó melodías de compositores pop a un estilo de verso muy particular del Renacimiento literario en lengua inglesa, es decir a pentámetros yámbicos, unidad de composición del soneto isabelino.

Este simple hecho ya merece un poco de reflexión posmoderna y mucho de aplicación sobre estudios literarios a una obra que ya se ha convertido en fenómeno editorial en fechas recientes. Desde luego, quisiera énfasis en los siguientes aspectos: autor y obra. ¿Por qué? Sin la fanfarronería de muchos actores mediáticos de la web 2.0, este tipo de creadores le brindan a la literatura nueva sangre, que sin ser exclusivamente popular, reviste las galas de lo que ahora consideramos formas cultas.

En síntesis, puede decirse que convergen el género formal e informal: pastiche y tradición se dan cita en un entorno paródico y fiel a las instituciones de la poesía universal, como parte del cultivo de un género que lleva poco más de medio milenio establecido en el nicho literario.

 

“Tus días son tus sonetos”

Argumentar extensamente sobre el hecho de si los Pop Sonnets son o no son literatura (“be or no to be: that is the question”) me parece un poco forzado, pero la respuesta es obvia: sí, lo son. Varios son los argumentos para sustentar la afirmación; sin embargo, basta el desarrollo y el planteamiento de uno sólo para articular un análisis concreto y válido: los Pop Sonnets pertenecen a una tradición poética identificable y con bastante trayectoria académica en los estudios de historia literaria. Desde luego hablamos del soneto, género que tuvo su origen en Sicilia durante el siglo XIII y que fue cultivado y popularizado por los poetas pertenecientes a Il Dolce Stil Nuovo. Su paso a la tradición inglesa derivó en el llamado soneto isabelino o inglés, base de donde parten las creaciones de Dridiksen.

El punto de partida de este análisis se encuentra en el encabezado de la página de Pop Sonnets y en el título mismo del blog: “Pop Sonnets: Old twists on new tunes, every Thursday”. Traducido e interpretado como “un giro tradicional para nuevas melodías”, el encabezado anuncia la poética de los textos de manera breve y explícita. Como ya se mencionó, los Pop Sonnets son letras de canciones de compositores como Taylor Swift adaptadas a la estructura del soneto inglés: por un lado se encuentra con un elemento de la Tradición Literaria (soneto) y por el otro la referencia a un elemento de la Cultura Pop (canciones de la industria discográfica y radiofónica), ambos con particularidades que abordaré desde criterios lingüístico – enunciativos e históricos – sociológicos.

 

¿Qué sabemos sobre los orígenes del soneto?

El soneto es un tipo de composición poética formada por 14 versos endecasílabos, divididos en 4 estrofas en la versión moderna introducida por el italiano Petrarca: las dos primeras de 4 versos cada una y las dos últimas de tres versos cada una, con una rima consonante del tipo abba – abba para los cuartetos (una octava) y variable para los tercetos (sexteto en doble rima o triple rima).

Algunas hipótesis plantean que el soneto tiene su origen con el siciliano Giacomo de Lentini, de quien se conservan 21 sonetos, escritos entre 1230 y 1243. En los textos que se conservan de este autor, la forma original plantea una estrofa de siete versos, cada uno compuesto por dos hemistiquios endecasílabos; la rima de esta composición planta una interna y una final, bajo la configuración ab, ab, ab, ab, cd, cd, cd.

A su vez, existe la hipótesis de que el soneto se trata de la evolución de la estrofa de la canción cultivada por los provenzales, aunque es difícilmente comprobable o posible de desarrollar en una teoría sólida que dé muestras de tal.

Si bien extenderse sobre un estudio filológico sobre el soneto no es mi intención, con el nombre de Lentini se institucionaliza el origen del género en la literatura académica y el origen del género mismo. La estructura arcaica propuesta por el siciliano sería la base sobre la cual Petrarca desarrollará las bases para el soneto 4/3, implementado la rima de los cuartetos en abba (lo cual incluso es discutido por diversos teóricos que hacen hincapié en la diferencia entre el quattordici y el soneto, por lo que la discusión es aún más abundante e interesante): el tipo de versificación se mantiene en los poetas del Dolce Stil Nuovo, aunque con algunas variables mínimas en los tercetos, y puede comprobarse esto en los sonetos de Dante Alighieri y Guido Cavalcanti.

 

¿Pero qué le ocurre al soneto en su paso a la lengua inglesa?

Se habla de Thomas Wyatt como el introductor del soneto en Inglaterra. Las alteraciones hechas por este poeta a la estructura petrarquista son considerables, a pesar de conservar –aparentemente– el ordenamiento 4/3. A esta nueva tradición que comienza a gestarse en la lírica inglesa, inaugurada con las traducciones que Wyatt hizo de los sonetos de Petrarca, se le conoce con el nombre de soneto isabelino. Años más tarde, Shakespeare hará radicales las diferencias con la forma italiana y dará identidad plena a la forma en lengua inglesa. Sin embargo, es preciso señalar cuáles son las características propias del isabelino y por qué motivos difiere de la estructura popularizada por los poetas del Dolce Stil Nuovo.

 

Traducción, adaptación y continuidad: reelaboración del soneto

En las traducciones que Wyatt hizo de los sonetos de Petrarca, se respeta el esquema italiano abba-abba para los cuartetos en la mayoría de las composiciones, conservando la octava; sin embargo, los tercetos desaparecen y con ello la unidad del sexteto, para dar paso a un cuarteto y un pareado. ¿A qué se debe la transformación métrica del soneto isabelino?

Como ya se señaló, el primer factor es la traducción del italiano al inglés, hecho que modifica el tipo de verso empleado de manera definitiva: de ser versos endecasílabos, se pasa al verso decasílabo o pentámetro yámbico, que se empleará hasta nuestros días en el soneto isabelino. Otras de las modificaciones es el tipo de rima señalado, debido a las posibilidades expresivas del inglés: es usual encontrar en Wyatt el esquema abba-abba-cddc-ee.

Estos hechos no deben pasarse por alto: al igual que Lentini fue el precursor del soneto italiano perfeccionado por Petrarca, Wyatt da la pauta para que Henry Howard, otro traductor posterior de Petrarca y el primero en traducir la Eneida al inglés, establezca la forma definitiva del isabelino o soneto shakesperiano. El nuevo esquema rítmico introducido por Howard, quien con anterioridad ya había usado el verso blanco (pentámetro yámbico) en sus composiciones y que retoma con modificaciones para los sonetos, se da de la manera abba-cddc-effe-gg (popularizado por Shakespeare). Cabe señalar que ambos poetas ingleses trabajaron sus traducciones y sonetos propios con la influencia de Petrarca en mente.

 

Taylor Swift y el verso de arte mayor

Es posible profundizar más sobre las diferentes etapas históricas y marcos de referencia a través de los cuáles interpretar las transformaciones del soneto, pero sería de una extensión inverosímil un estudio con tales aspiraciones. Sin embargo, es posible acercarnos brevemente a los Pop Sonnets, composiciones poéticas con una chispa de genialidad para esta época que adora la ironía y el pastiche como recursos poéticos en todas las artes contemporáneas. ¿Por qué no trasladar canciones de Taylor Swift a pentámetros yámbicos y cantarlos al son de la cítara?

En una sociedad mediática como la nuestra, el uso de recursos de la cultura pop en las artes contemporáneas ya es un elemento más que agotado; pero al incorporar este pequeño guiño de la cultura clásica de lengua inglesa a la cultura pop, la intención de los Pop Sonnets adquiere múltiples sentidos, que van desde la parodia hasta el homenaje, creando vasos comunicantes entre las instituciones de la industria musical y las instituciones literarias.

Fernández Porta ya hace tal distinción entre lo seriamente frívolo y lo frívolamente serio como una de las condiciones de la producción artística de nuestro tiempo. No obstante, considero que los Pop Sonnets son una reivindicación satírica más del clasicismo y la alta cultura, pues no es lo mismo una canción de Taylor Swift que una canción de Taylor Swift en versos de arte mayor. Detrás de estos últimos respira una tradición.

Supera tus miedos con estos 20 consejos de personajes de la historia

Enfrentar nuestros miedos es parte fundamental para nuestro crecimiento como personas. Arriesgarnos a cruzar ese umbral que nos paraliza, puede llevarnos a vivir experiencias enriquecedoras y de autodescubrimiento. Si bien no es fácil, pequeños cambios de actitud en nuestro día a día te impulsarán a lograrlo. Por ello, te dejamos las siguientes 20 frases de personajes de la historia que te animarán a enfrentar tus temores y superarlos:

1.- Tomar un nuevo paso, decir una nueva palabra, es lo que la gente teme más – Dostoyevsky

2.- A nada en la vida se le debe temer. Solo se le debe comprender – Marie Curie

3.- Usted gana fuerza, valor y confianza con cada experiencia en la cual usted se detiene y mira al miedo en la cara. Ya que luego de esto usted es capaz de decirse a sí mismo: “He superado este terror. Ahora puedo enfrentarme a lo próximo que se me venga” – Eleonor Roosevelt

4.- Temerle al amor es temerle a la vida, y aquellos que le temen a la vida ya están casi muertos – Bertrand Russell

5.- A lo único que le debemos temer es al miedo como tal – Franklin D. Roosevelt

6.- Nadie ama al hombre al que le tiene miedo – Aristóteles

7.-  Los más valientes son seguramente aquellos quienes tienen una visión clara de lo que está delante de ellos, la gloria y el peligro uno al lado del otro, y aun así, no se resisten a irse a encontrar con ellos – Tucidides

8.- Aquel quien pierde sus riquezas pierde mucho; aquel quien pierde a un amigo pierde más; pero el que pierde el valor lo pierde todo – Cervantes

9.- Es fácil ser valiente desde lejos – Esopo

10. – Creo que es más valiente el que vence a sus deseos que aquel quien vence a sus enemigos, porque la victoria más grande es sobre uno mismo – Aristóteles

11.-El hombre que sabe cuando no actuar es sabio. A mi forma de ver la vida, la valentía es prudencia – Eurípides

12.- La visión más valiente de la vida es el ver a un hombre luchando contra la adversidad – Lucius Annaeus Seneca

13.- Fortes Fortuna Adiuvat (La fortuna favorece al valiente) – Terencio

14.- Donde el miedo está presente, la sabiduría no puede estar – Lactantius

15.- Los hombres malvados obedecen por miedo, pero los buenos por amor – Aristóteles

16.- Un hombre con miedo es capaz de hacer cualquier cosa – Jawaharlar Nehru

17.- La experiencia de superar el miedo es increíblemente deliciosa – Bertrand Arthur William Russell

18.- La persona más peligrosa es una que este llena de miedo. Esa es a la que hay que temerle más – Lidwig Borne

19.- No le tema tanto a equivocarse que usted no intenta nada nuevo en su vida. La hoja de vida más triste de la vida contiene estas tres cosas: Pude haber hecho, tal vez hubiera hecho, y debería haber hecho – Louis E. Boone

20.- La inacción cultiva el miedo. La acción cultiva la confianza y el valor. Si usted quiere conquistar el miedo, no se quede sentado en la casa pensando acerca sobre este. Salga y ocúpese – Dale Carnegie

Fuente: La pesadilla, Henry Fuseli

Donativos

Amor vincit omnia: el homenaje de Lord Byron a Leandro

Autora: Mónica Encinas Fons, Universitat de València

La luz que desprende el amor por el amado supera todas las adversidades, a pesar de que en ocasiones es mejor resguardarse de ciertas tormentas que pueden ser mortíferas. Byron -enamorado de la cultura griega- nos describe magistralmente con su lírica sublime el mito de Hero y Leandro, una pareja de amantes griegos que vivía separada en dos ciudades distanciadas por el Helesponto -Sestos y Abidos, respectivamente-, el cual cada noche el joven Leandro cruzaba a nado para reunirse con su amada.

La leyenda cuenta que Lord Byron cruzó el mismo estrecho que Leandro, para imitar la hazaña de este, alcanzando el recorrido de 1,960 metros en tan sólo una hora y diez minutos. En homenaje al gran poeta y nadador que fue, les dejamos este poema de su autoría.

Hero y Leandro

“Era noche de agua tormentosa
cuando el amor que envió olvidó salvar
al joven, al bello, al valiente,
la única esperanza de la hija de Sesto.

¡Oh! Cuando sola a lo largo del cielo
la antorcha en la torre estaba brillando alto,
aunque la tempestad se estaba levantando y rompiendo la espuma
y las chillonas gaviotas le avisaban,
las nubes arriba y la marea abajo,
con signos y sonidos le prohibían ir.

Él no podía ver, no podía oír,
ni un signo ni un sonido presagiaban temor,
su ojo sólo veía la luz del amor,
la única estrella que le gritaba desde arriba;
su oído sólo oía la canción de Hero.

¡Tus olas ya no dividen a los amantes más!”.

Pintura: Lord Byron, Thomas Phillips

Mapa: Wikipedia

30 voces de la historia universal nos hablan sobre el amor

Más allá de los discursos esencialistas y su deconstrucción, el amor es uno de los grandes motores de la humanidad. Muestra de ello es la enorme cantidad de obras de arte con esta temática, las cuales han hecho suspirar a más de uno. A continuación, te dejamos 30 testimonios de diversos personajes de la historia universal que hablan sobre el amor. ¿Cuál es tu favorito?

1.- Hay amores tan bellos que justifican todas las locuras que hacen cometer — Plutarco

2.- El amor se compone de una sola alma que habita en dos cuerpos — Aristóteles

3.- Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal — Madre Teresa de Calcuta

4.- Te amo para amarte y no para ser amado, puesto que nada me place tanto como verte a ti feliz — George Sand

5.- Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es única — Jorge Luis Borges

6.- Aprendemos a amar no cuando encontramos a la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta —Sam Keen

7.- El que ha conocido sólo a su mujer y la ha amado, sabe más de mujeres que el que ha conocido mil — Leon Tolstoi

8.- Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección — Antoine de Saint-Exupery

9.- La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco — Platón

10.- No sabrás todo lo que valgo hasta que no pueda ser junto a ti todo lo que soy — Gregorio Marañón

11.- Es al separarse cuando se siente y se comprende la fuerza con que se ama — Fiodor Dostoievski

12.- El amor, para que sea auténtico, debe costarnos — Madre Teresa de Calcuta

13.- Para mi corazón basta tu pecho, para tu libertad bastan mis alas —Pablo Neruda

14.- Al principio todos los pensamientos pertenecen al amor. Después, todo el amor pertenece a los pensamientos — Albert Einstein

15.- No ser amado es una simple desventura. La verdadera desgracia es no saber amar — Albert Camus

16.- Los que de corazón se quieren sólo con el corazón se hablan — Francisco de Quevedo

17.- No hay disfraz que pueda largo tiempo ocultar el amor donde lo hay, ni fingirlo donde no lo hay — François de La Rochefoucauld

18.- Purifica tu corazón antes de permitir que el amor se asiente en él, ya que la miel más dulce se agria en un vaso sucio — Pitágoras de Samos

19.- La medida del amor es amar sin medida — San Agustín

20.- Por muy lejos que el espiritu vaya, nunca irá más lejos que el corazón — Confucio

21.- No hay hombre tan cobarde a quien el amor no haga valiente y transforme en héroe — Platón

22.- Cierto que en el mundo de los hombres nada hay necesario, excepto el amor — Goethe

23.- Sólo se ve bien con el corazón; lo esencial es invisible para los ojos — Antoine de Saint-Exupery

24.- Me he dado cuenta de que estar con los que uno quiere es suficiente — Walt Whitman

25.- El amor priva de espíritu a quienes lo tienen, y se lo da a los que carecen de él — Denis Diderot

26.- No podemos hacer grandes cosas, pero sí cosas pequeñas con un gran amor — Madre Teresa de Calcuta

27.- Hay una teoria que dice que los hombres aman con los ojos, y que las mujeres aman con los oidos — Zsa Zsa Gabor

28.- La capacidad de reír juntos es el amor — Françoise Sagan

29.- Jamás se penetra por la fuerza en un corazón — Molière

30.- El amor de los jóvenes no esta en el corazón, sino en los ojos — William Shakespeare

Pintura de portada: Alegoría del amor, Bronzino

10 frases de Isabel I que te dejarán pensando

Isabel I de Inglaterra fue una mujer formidable al frente de su pueblo, reconocida por su bravura militar y por su entrega a las causas políticas de su reino. Te dejamos 10 frases de Isabel I para que encuentres inspiración en tu día a día:

1.- Sé que soy dueña de un débil y frágil cuerpo de mujer, pero tengo el corazón y el estómago de un rey, más aún, de un rey de Inglaterra.

2.- El que Parma o España, o cualquier soberano de Europa, se atreva a invadir las fronteras de mi reino; lo cual, si sucediera, antes que una mancha caiga sobre mi honor por mi culpa, yo misma empuñaré las armas, yo misma seré su caudillo y su juez, y sabré recompensar sus virtudes en el campo de batalla.

3.- Dentro de poco tendremos una famosa victoria sobre los enemigos de mi Dios, de mi reino, y de mi pueblo.

4.- Sé que por su disposición merecen recompensas y laureles. Y les aseguro, con palabra de reina, que les serán pagadas en tiempo oportuno.

5.- Yo me he conducido de tal modo que, después de Dios, mi fortaleza principal y mi seguridad descanzan en los corazones leales y en la buena voluntad de mis súbditos.

6.- Nunca he puesto el Día del Juicio Final ante mis ojos como tal para gobernar, ya que voy a ser juzgada para responder ante un juez superior, y ahora si mis recompensas reales han sido abusadas y mis concesiones usadas para dañar a mi pueblo en contra de mi voluntad y deseo, y si cualquiera en autoridad debajo de mi ha descuidado o pervertido lo que le he dejado a su cargo, espero que Dios no deje sus culpas y ofensas a mi cargo.

7.- Tengo motivos para desear nada más que satisfacer el deber y este es un deber que debo cumplir. Tampoco deseo vivir más días que aquellos en los que pueda ver vuestra prosperidad y este es mi único deseo. Y como aún sigo siendo esa persona, bajo Dios, que se ha sido entregada a vosotros, confío en que por el omnipotente poder de Dios seré su instrumento para preservaros de todo peligro, deshonor, vergüenza, tiranía y opresión, en parte por medio de vuestra ayuda prometida, la cual tomamos como muy aceptable, debido a que manifiesta la amplitud de vuestro amor y la lealtad hacia vuestro soberano.

8.- Entiendo que mi arribo tiene por objeto darme las gracias. Sabed que las acepto con una complacencia no menor que la que os puede impulsar a ofrecérmelas, y que las aprecio más que cualquier tesoro o riqueza; pues estos se bien lo que valen, pero la lealtad, el afecto y el agradecimiento, son para mí inapreciables. Y, aunque Dios me ha elevado tan alto, considero lo más glorioso de mi reinado el haberlo hecho contando con su amor. Esto hace que yo no me alegre tanto de que Dios me haya hecho Reina, como el reinar sobre un pueblo tan agradecido, y ser el medio de que Dios se vale para velar por vuestra seguridad y libraros del peligro.

9.- Ser rey y usar una corona es algo más glorioso para aquellos que lo contemplan que placentero para aquellos que os ostentan el cargo. Por mi parte nunca estuve tan seducida con el glorioso nombre de un Rey o la autoridad real de una Reina como encantada de que Dios me haya convertido en su instrumento para mantener su verdad y gloria y defender vuestro reino como mencioné antes, del peligro, el deshonor, la tiranía y la opresión. Nunca habrá una Reina sentada en mí puesto con más celo por mi país, más preocupada por mis súbditos y que más pronto y con más voluntad va a arriesgar su vida por su bienestar y su seguridad que por mí misma. Por esto no es mi deseo vivir o reinar más allá de lo que viva para reinar pues vuestro bien. Y aunque habéis tenido y tal vez tendréis reyes más sabios que se sienten en este trono, jamás tendréis uno que os ame más…

10.- La cólera da ingenio a los hombres apagados, pero los deja en la pobreza.