Archivo de la categoría: Historia Antigua

Buñuel y Dalí: la confluencia de dos sueños en Un perro andaluz

Cuentan que, tras el escenario, estaba Buñuel armado con piedras por si su cortometraje más representativo del surrealismo, Un perro andaluz, fuese un fracaso en el mismo día de su estreno, el 6 de junio de 1929 en el cine Studio des Ursulines de París. Con todo, la cinta fue un verdadero éxito y un ejemplo perfecto de surrealismo cinematográfico según André Bretón, pues, a partir de este momento, estos genios formaron parte de dicho movimiento.

un_chien_andalou

Un perro andaluz es un cortometraje de unos veinte minutos que está dirigido por Luis Buñuel con colaboración en el guion de Salvador Dalí -cuya máxima era la de no dejar intervenir ninguna asociación de ideas lógica convencional -que nació de la confluencia de dos sueños: por una parte, Dalí soñó con unas hormigas que pululaban en sus manos; por otra, Buñuel, con una hoja de navaja que cortaba la luna en dos. Así surgió esta magnífica cinta, en la que radicaba su originalidad en romper con los esquemas narrativos canónicos propios de la mímesis aristotélica tradicional a la cinematografía y en la heterogeneidad de los intertítulos (“Érase una vez”, “Ocho años después”, “Hacia las tres de la mañana”, “Dieciséis años antes”, “En primavera”), cuyas imágenes remitían a
las obsesiones recurrentes en Buñuel y en Dalí, además de criticar a la educación impartida por la iglesia, la represión sexual o burro en descomposición, la mano con hormigas o el cuerpo femenino.

hqdefault

Sin lugar a dudas, el nombre de esta cinta era un poemario homónimo que el director tenía escrito desde 1927, no una alusión de Federico García Lorca, como este pensaba. Pues bien, el ambiente que reflejaba Un perro andaluz era la Residencia de Estudiantes donde estos artistas vivían, tal como lo demuestra las imágenes del hombre castigado cara a la pared, los pupitres, la rebelión ante la autoridad, los hermanos maristas o el deseo carnal constante.

| makma.net

Nuestro director comenzó su filme con el plano del ojo seccionado para introduccir al espectador en un estado de libre asociación de ideas, en el cual podía soportar el choque traumático de esta imagen, tratándose de un cegar la mirada convencional con la intención de dirigirla hacia el interior. Esto mismo es lo que pregonaba esta corriente, como podemos observar en los versos de Benjamín Péret, el poeta surrealista preferido de Buñuel:

Si existe un placer
es el de hacer el amor
el cuerpo rodeado de cuerdas
y los ojos cerrados por navajas de afeitar.

La cinta estuvo en cartelera durante nueve meses interrumpidamente en el Studio 28 de París, pasando a la posterioridad por las imágenes de la mariposa calavera -que apareció en el cartel de la película El silencio de los corderos (1991), de Jonathan Demme- y el ojo cortado, homenaje que hizo Alfred Hitchcock en su film de Recuerda (1945).

Puedes ver el cortometraje dando clic aquí.

 

 

Anuncios

Ta´abbata Sharran, el poeta bandolero que expresó mejor el deseo de venganza

Algunos de los poetas más representativos de la poesía preislámica, como los bandoleros, cuyos autores a destacar son Shanfara y Ta´abbata Sharran del cual hablaremos más detenidamente, fueron considerados anticonvencionales tanto en su vida como en su obra poética por asaltar en los caminos y vivir de la rapiña, además de ser individuos fuera de la ley que la mayoría de ellos pertenecían a la tribu de Hudayl, situada al sur de la Meca,y estaban regidos por el concepto de honor o deshonor.

Islamic-Calligram-Everitte-Barbee

Pues bien, las conductas antisociales que hallamos en estos poemas son: no convivían con otros seres humanos, salvo sus compañeros que estaban con fieras salvajes, así como se sentían orgullosos de ello; vivían en cuevas; no querían ser enterrados, y renunciaban al amor.

post-353938-216339_0

Ta´abbata Sharran, más conocido con el sobrenombre de “El que lleva el mal bajo el brazo” a causa de llevar debajo del brazo un arma, ganó fama por su fino oído al escuchar, en una ocasión, cuando estaba cerca de un punto de agua con un amigo, el enemigo que se estaba acercando y también por ser el poeta que mejor expresó el deseo de venganza según Goethe. En estos versos que presentamos a continuación, nos describe con magistralidad una relación con una gula del desierto (una gula era un ser del desierto que habitaba en los lugares solitarios), sometiéndose sexualmente a ella.

Negra se me apareció cuando desgarré sus ropas
dejándolas cual coleto por el que asoma el seno;
hasta que llegó la noche y ella rasgó su ropa negra.

Pasé la noche escrutando sus movimientos a la luz de un fuego
hasta tenerla cerca.

Qué monstruosa eres, compañera.
Reclamé su vulva y entonces se giró con un rostro aterrador
y se me apareció una gūla.

Le dije: mírame, que me veas.
Volvió la cara y me tomó por un gūl.
Entonces se acercó a gatas como hacen las hijas de los genios,
excitada a no poder más.

Cuando empezó a flaquear la golpeé con una roca;
entonces se afiló y ya no vi sus formas
hasta convertirse en una lagartija del desierto
con dos túnicas sin hilar de hojas de ţalḥ.

Quien pregunte por el vestido de mi compañera
sepa que en la arena mora.

Cuando me propongo algo me comporto a la altura
y lo que digo lo llevo a cabo.

Caligrafía de Everitte Barbee.

5 consejos para comprender la censura según los clásicos

A causa de la censura de una de las figuras más representativas del paleolítico, la Venus de Willendorf, por una de las redes sociales más conocidas, le queremos dedicar este artículo a la pequeña figurilla ante la constante política inquisitiva hacia las obras de arte que contienen desnudos.

Echando la vista atrás, nos encontramos la misma situación en las obras de Egon Shiele, las que fueron criticadas y dejadas de lado en su época, así como en nuestros días en algunos museos museos europeos.

Sin embargo, como mera anotación marginal, las obras más polémicas han sido y serán las pinturas de tema mitológico, ya que nuestras pintoras no podían acceder a las academias en la antigüedad, donde se daban lecciones de anatomía enfocadas, sobre todo, en los mitos grecorromanos.

Seguidamente, los daremos 5 motivos para poder tolerar los abusos de la censura.

1. “No sólo tenemos que vigilar a los poetas y obligarles o a representar en sus obras modelos de buen carácter o a no divulgarlas entre nosotros, sino que también hay que ejercer inspección sobre los demás artistas.” – Platón.

2. “La censura perdona a los cuervos y se ensaña con las palomas” – Juvenal.

3. “Algunas señales del que progresa en el estudio de la sabiduría: a nadie censura, a nadie alaba, no se queda de nadie, y no acusa a nadie, no habla de sí como si fuera o supiera algo.” – Epicteto.

4. “Nada es más fácil que censurar a los muertos.” – Julio César.

5. “La mejor forma de no ser criticado es no decir nada, no hacer nada, no ser nadie.” –
Aristóteles.

Biografías poéticas: poetas del Al-Andalus, primera parte

En la Villa de los Papiros buscamos poner al alcance de nuestros lectores lo mejor de la poesía universal. Por ello, comenzaremos con una breve selección de los mejores autores de ese periodo de la historia de la Península Ibérica conocido como Al-Andalus. Sin entrar en polémicas sobre su denominación y los problemas académicos alrededor de este concepto, podemos decir que el origen del Al – Andalus comienza en el año 711 con la ocupación y conquista de las tierras del Reino Visigodo, que comprendían la Península Ibérica y el territorio galo conocido como Septimania, por parte del Califato de Damasco. La expansión de la cultura árabe y del Islam en este espacio geográfico dio como resultado una rica producción literaria, científica, filosófica y artística sin igual, así como el desarrollo de una sensibilidad particular que ya se ve reflejada en textos como el Collar de la Paloma o en los lamentos amorosos de la poetisa Layla.

640px-Alhambra_Löwenhof_mit_Löwenbrunnen_2014
Patio de los leones, Alhambra de Granada.

En esta ocasión, damos inicio a la poesía del Al – Andaluz con Bakkar ben Dawud al-Marwani, del cual sabemos muy poco: su fecha de nacimiento se data en el 1048 y se sabe que perteneció a la familia Omeya, cuya dinastía comienza alrededor del año 661 con el califa Muawiya.

Dura Asta

Tú, estás tardando a la cita,
y yo, en tenso anhelo y cuita.

En mis manos tengo para ti algo
que se ha alzado como dura asta.

Si lo probaras una sola vez, jamás
volverías a tardar, no seas tonta.

odalisque-with-a-slave-jean-auguste-dominique-ingres
Odalisca y esclava, Ingres.

¡Qué dolor!

Mi corazón no sabía el valor de tu amor
hasta que te has distanciado- ¡Ay dolor!

Yo creía que tu lejanía en nada me afectaría,
y cuando te has ido, me he quedado con ardor.

No cesa de dolerme la amargura del del abandono,
en su fervor casi me separa al alma del cuerpo.

¡Ojalá puedas con el encuentro salvarme de la agonía!

No tengo yo alma que aguante tanto dolor, ¡amor!

 

 

 

 

Cuando los sueños se hacen realidad: 10 reflexiones acerca de los sueños por autoridades clásicas

Los sueños, al igual que la vida, nos resulta, con frecuencia, llenos de obstáculos que debemos superar con trabajo arduo y perseverancia. De este modo, podemos llegar a saborear nuestros éxitos que son la base de estos, puesto que, sin ellos, carecemos del motor que gira nuestro rumbo.

Seguidamente, los dejamos 10 reflexiones acerca de los sueños que fueron la guía de las autoridades grecorromanas y que aún siguen vigentes en nuestro tiempo.

1. No nos atrevemos porque las cosas sean difíciles, son difíciles porque no nos atrevemos – Séneca.

2. La esperanza es un sueño despierto -Aristóteles.

3. Considero más valiente al que conquista sus deseos que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo – Aristóteles.

4. Los hombres despiertos no tienen más que un mundo, pero los hombres dormidos tienen cada uno su mundo. También los dormidos son obreros que coadyuvan a lo que en el mundo se está haciendo -Heráclito.

5. Pesado sueño tiene el que no siente cuán mal duerme – Séneca.

6. Nunca seremos recolectores de esbeltas espigas o de flores si en los surcos nuestros diarios empeños carecen de la fuerza que les dan los sueños – Hesíodo.

7. No arruines lo que tienes deseando lo que no tienes; recuerda que lo que ahora tienes estuvo una vez entre lo que anhelabas -Epicuro.

8. Si no quieres ver tus deseos frustrados no desees jamás sino aquello que sólo de ti depende – Epicteto.

9. Los deseos del joven muestran las futuras virtudes del hombre – Cicerón.

10. El sueño alimenta cuando no se tiene qué comer – Menandro.

Pintura: Ladies’ Suit – Remedios Varo

20 consejos para alcanzar tus objetivos: el esfuerzo como herramienta poderosa

Hay, en efecto, una carencia de esfuerzo y disciplina en nuestros jóvenes bastante preocupante, pues -con el surgimiento de los llamados “niños emperadores”- no toman en serio a sus padres, y a veces compiten entre ellos por sacar las peores calificaciones y ser considerado el que más asignaturas suspendió de todos ellos. A pesar de esto, sus parientes les obsequian con el móvil de última tecnología o el mejor ordenador del mercado.

Aún así, todavía hay algunos padres que suelen emplear la norma del esfuerzo y la meritocracia como método principal y base de la educación y el desarrollo de sus hijos, remedio eficaz si se toma en pequeñas dosis durante toda la vida.

1. El éxito depende del esfuerzo – Sófocles.

2. Mucho esfuerzo, mucha prosperidad – Eurípides.

3. La felicidad es una opción que requiere esfuerzo a veces – Esquilo.

4. Nadie sabe lo que puede hacer hasta que lo intenta – Publilio Syrus. 5. Cada hombre es el forjador de su propia fortuna – Apio Claudio.

6. Sólo hay felicidad donde hay virtud y esfuerzo serio, pues la vida no es un juego – Aristóteles.

7. Cualquier esfuerzo resulta ligero con el hábito – Tito Livio.

8. La vida no regala nada a los mortales sin un gran esfuerzo – Horacio.

9. Más se estima lo que con más trabajo se gana – Aristóteles.

10. No se llega a campeón sin sudar – Epicteto.

11. Las arañas atrapan a las moscas y dejan huir a las avispas – Plutarco.

12. El trabajo moderado fortifica el espíritu; y lo debilita cuando es excesivo: así como el agua moderada nutre las plantas y demasiada las ahoga – Plutarco.

13. Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, por tanto, no es un acto, sino un hábito – Aristóteles.

14. El buen carácter no se forma en una semana o en un mes. Se crea poco a poco, día a día. Se requiere un esfuerzo paciente para desarrollar un buen carácter – Heráclito.

15. Lo que hagas sin esfuerzo y con presteza, durar no puede ni tener belleza – Plutarco.

16. El que no hace un esfuerzo para ayudarse a sí mismo, no tiene derecho a solicitar ayuda a los demás – Demóstenes.

17. Llevadera es la labor cuando muchos comparten la fatiga – Homero.

18. Con dificultad hallaremos quien después de tomar sobre sí grandes trabajos y soportar peligros, no desee con vivo ardor la gloria como premio de las empresas realizadas – Cicerón.

19. Que un hombre se conquiste a sí mismo es la primera y más noble de todas las victorias – Platón.

20. Lo lícito no me es grato; lo prohibido excita mi deseo – Ovidio.

Pintura de portada: Bailarinas en clase, Edgar Degas.

Nací en el Mediterráneo: Sorolla y la colección “Visión de España” (segunda parte)

En esta ocasión trataremos una de las colecciones más conocidas que Sorolla tuvo que pintar para la Hispanic Society de Nueva York (1911): las Regiones de España o La visión de España. Esta colección fue un encargo que consistía en la realización de catorce paneles al óleo sobre lienzo que decorarían la biblioteca del edificio sede de la institución, y estarían dedicados a cada una de las regiones de España. Esta obra, que hizo entre los años 1913 y 1919, es un monumento imborrable a nuestro país, dado que se representaban escenas características de diversas provincias tanto españolas como portuguesas, reflejando sólo una escena interior y las demás exteriores.

Ayamonte, la pesca del atún - Sorolla
Pintura: Ayamonte, la pesca de atún.

Para llevar a cabo esta grandiosa obra, necesitó casi todo el año de 1912, con tal de poder viajar por todo el país, modelando bocetos y trabajos de costumbres y paisajes in situ. Pues bien, de esta colección destacó las pinturas que realizó en 1916, dedicadas a niños y mujeres en las playas de Valencia, como Madre e hija o Pescadora valenciana. Se inspiró, por tanto, en las alquerías y los grandes naranjales de Alcira.

Valencia, las grupas - Sorolla
Pintura: Valencia, las grupas.

Así pues, por necesidades de restauración, estas obras fueron descolgadas en 2008, ocasión que se aprovechó para exhibirlas en distintas ciudades españolas (Valencia, Barcelona, Málaga, el Museo de Bellas Artes de Bilbao, el Museo de Bellas Artes de Sevilla y el Museo del Prado en Madrid) hasta el 2009, considerándose un éxito de visitas. Sin embargo, la serie de lienzos fueron devueltos a la institución en 2010. Puedes conocer más de este autor dando clic aquí.

Estas son las pinturas que componen esta eximia colección. Para conocer los títulos, da clic en la imagen.

Pintura de portada: Cataluña, Joaquín Sorolla.

 

 

 

20 pinturas de Safo

Esta última entrega la dedicaremos exclusivamente a apreciar cómo los pintores y ceramistas plasmaron con sus pinceles a nuestra poetisa favorita, Safo de Lesbos. A continuación podrán observar la bellezacon la que se representa a esta escritora, cuyos escritos nos han llegado de manera fragmentaria por desgracia. Si quieres conocer más sobre Safo de Lesbos, puedes picar aquí.

La educación nos hará libres: 20 pensamientos acerca del aprendizaje de escritores clásicos

El fundamento más importante en nuestra sociedad es la educación, pues estamos obligados desde pequeños a recibir instrucción primero de nuestros padres y luego de la escuela. Pues bien, gracias a ella formamos nuestra propia personalidad y futuro, circunstancia que nos exige constancia y dedicación con el objetivo de alcanzar los planes de vida.

Con todo, la presencia de esta formación en nuestros tiempos resulta imprescindibles por considerarse necesaria en los tiempos que estamos. Por consiguiente, y sin más preámbulos, los dejamos con 20 reflexiones de autores clásicos sobre este tema.

  1. El hombre nada puede aprender sino en virtud de lo que sabe – Aristóteles.
  2. Amargas son las raíces del estudio, pero los frutos son dulces – Catón.
  3. Como un campo, aunque sea fértil, no puede dar frutos si no se cultiva, así le sucede a nuestro espíritu sin el estudio – Cicerón.
  4. El hombre instruido lleva en sí mismo sus riquezas – Fedro.
  5. Las raíces de la educación son amargas, pero la fruta es dulce – Aristóteles.
  6. Instruirse; instruirse siempre. Este es el verdadero alimento del alma – Cicerón.
  7. Es la marca de una mente educada ser capaz de entretener un pensamiento sin aceptarlo – Aristóteles.
  8. Si quieres aprender, enseñar – Cicerón.
  9. Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres – Pitágoras.
  10. Ese débil método de educación al que solemos llamar indulgencia, destruye toda la fuerza del alma y del cuerpo – Quintiliano.
  11. Es mejor aprender cosas inútiles que no aprender nada – Séneca.
  12. Noble cosa es, aun para un anciano, el aprender – Sófocles.
  13. Lo que de raíz se aprende nunca del todo se olvida – Séneca.
  14. Procura instruirte mientras vivas; no creas que la vejez trae consigo la razón – Solón.
  15. Nuestro defecto es aprender más por la escuela que por la vida – Séneca.
  16. La fundación de cada estado es la educación de su juventud –Diógenes.
  17. El educado difiere del no educado tanto como el que vive difiere del muerto – Aristóteles.
  18. Sólo los educados son libres – Epicteto.
  19. El cultivo de la mente es tan necesario como la comida para el cuerpo – Cicerón.
  20. La educación es un ornamento en la prosperidad y un refugio en la adversidad – Aristóteles.

Pintura de portada: Escuela de Pueblo, Albert Anker

Nací en el Mediterráneo: Joaquín Sorolla (primera parte)

Para dominar la pintura, uno de los elementos que nuestros maestros nos piden que adoptemos es el manejo perfecto de la luz y la sombra, ya sea con el fin de resaltar los personajes principales del cuadro, ya sea con tal de un uso perfecto de cada una de las partes del paisaje, ambiente que resulta estar en plena armonía con su conjunto. De esta manera, podemos disfrutar de cada uno de los pasos del aprendizaje de esta bella arte. Así pues, dichas habilidades, propias de esta disciplina, son las que nuestro pintor perfeccionó de modo admirable para el disfrute de generaciones futuras.

Joaquín Sorolla y Bastida (Valencia, 1863 – Cercedilla, 1923), pintor español, fue un artista muy productivo, al haber realizado más de 2,000 obras de las más diversas corrientes, como la impresionista, postimpresionista y luminista.

Los padres de Sorolla fallecieron a causa de una epidemia de cólera cuando este tenía dos años, quedando huérfanos tanto él como su hermana Eugenia, y haciéndose cargo de ellos su tía Isabel, hermana de su madre, y su marido, cuya profesión era la de cerrajero. Desde pequeño, mostró una gran vocación para las bellas artes.

Mi familia - Sorolla
Pintura: Mi familia, Joaquín Sorolla.

Después de terminar su formación en la Escuela de Artesanos de Valencia, empezó a enviar sus obras a concursos y exposiciones de bellas artes, tal como la de Madrid (1881), en la cual presentó tres marinas valencianas que no tuvieron éxito, dado que no encajaban con la pintura oficial, al no ser pintura histórica y dramática. Al año siguiente, pudo estudiar la obra de Velázquez y de otros muchos autores en el Museo del Prado. En 1883, logró por fin una medalla en la Exposición Regional de Valencia; en 1884, la medalla de segunda clase en la Exposición Nacional por su pintura Defensa del parque de artillería de Monteleón.

Su obra El crit del palleter, cuyo tema era el de la Guerra de la Independencia, tuvo gran éxito en su tierra. Por este motivo, fue pensionado por la Diputación Provincial de Valencia para que viajase a Roma, con el fin de trabajar y conocer el arte clásico y renacentista, además de los grandes museos y otros artistas. Luego, el artista viajó a París junto con Pedro Gil en 1885, para acercarse a la pintura impresionista; así, con esta técnica pudo hacer variaciones en su estilo ya de regreso a Roma, tomando contacto con las vanguardias europeas.

El crit del palleter - Sorolla
Pintura: El crit del palleter, Joaquín Sorolla.

En 1888, se casó con Clotilde Garcia en su tierra; mas vivió un año más en Asís, Italia, época en la que se relacionan algunas de sus obras, como la de Vendiendo Melones, y donde solía pintar acuarelas de temas costumbristas y anecdóticos para venderlos. Al año siguiente, toda su familia se instaló en Madrid, y cinco años después, Sorolla consiguió por fin el reconocimiento como pintor.

Años después volvió a viajar a París, donde desarrolló una técnica llamada “Luminismo”, estilo caracterizador de su obra a partir de este momento. A raíz de este hecho comenzó a pintar al aire libre, realizando en sus cuadros escenas cotidianas y paisajísticas de la vida mediterránea, como las  obras de La vuelta de la pesca, La playa de Valencia o Triste herencia, recibiendo con la última pintura mencionada el “Grand Prix” en el certamen internacional de París (1900), y continuando con su pintura de denuncia social, como Y aún dicen que el pescado es caro (1894).

La vuelta de la Pesca - Sorolla
Pintura: La vuelta de la pesca, Joaquín Sorolla.

Después de haber viajado tanto a Europa como a Inglaterra y Francia, realizó una exposición en París que le dio tanto reconocimiento internacional, que le permitió que su obra pictórica se conociese por toda Europa y América.

En 1909 triunfó con una exposición que hizo en Nueva York, con obras como Sol de tarde o Nadadores; de igual manera, en 1911, realizó exposiciones en el Museo de Arte de San Luis y en el Instituto de Arte de Chicago.

Nadadores - Sorolla
Pintura: Nadadores, Joaquín Sorolla.

También cabe destacar su faceta como retratista que desarrolló en aquellos años (Cajal, Galdós, Machado, Vicente Blasco Ibañez, entre otros). En 1914 fue nombrado académico, y después trabajó como profesor de composición y color en la Escuela de Bellas Artes de Madrid. En 1920 sufrió una hemiplejía, mientras pintaba el retrato de la mujer de Ramón Pérez de Ayala, impidiéndole continuar con su pasión.

Tres años después de este hecho murió en su residencia de Cercedilla.

Galería