Archivo de la categoría: Historia Antigua

Cuando los sueños se hacen realidad: 10 reflexiones acerca de los sueños por autoridades clásicas

Los sueños, al igual que la vida, nos resulta, con frecuencia, llenos de obstáculos que debemos superar con trabajo arduo y perseverancia. De este modo, podemos llegar a saborear nuestros éxitos que son la base de estos, puesto que, sin ellos, carecemos del motor que gira nuestro rumbo.

Seguidamente, los dejamos 10 reflexiones acerca de los sueños que fueron la guía de las autoridades grecorromanas y que aún siguen vigentes en nuestro tiempo.

1. No nos atrevemos porque las cosas sean difíciles, son difíciles porque no nos atrevemos – Séneca.

2. La esperanza es un sueño despierto -Aristóteles.

3. Considero más valiente al que conquista sus deseos que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo – Aristóteles.

4. Los hombres despiertos no tienen más que un mundo, pero los hombres dormidos tienen cada uno su mundo. También los dormidos son obreros que coadyuvan a lo que en el mundo se está haciendo -Heráclito.

5. Pesado sueño tiene el que no siente cuán mal duerme – Séneca.

6. Nunca seremos recolectores de esbeltas espigas o de flores si en los surcos nuestros diarios empeños carecen de la fuerza que les dan los sueños – Hesíodo.

7. No arruines lo que tienes deseando lo que no tienes; recuerda que lo que ahora tienes estuvo una vez entre lo que anhelabas -Epicuro.

8. Si no quieres ver tus deseos frustrados no desees jamás sino aquello que sólo de ti depende – Epicteto.

9. Los deseos del joven muestran las futuras virtudes del hombre – Cicerón.

10. El sueño alimenta cuando no se tiene qué comer – Menandro.

Pintura: Ladies’ Suit – Remedios Varo

Anuncios

20 consejos para alcanzar tus objetivos: el esfuerzo como herramienta poderosa

Hay, en efecto, una carencia de esfuerzo y disciplina en nuestros jóvenes bastante preocupante, pues -con el surgimiento de los llamados “niños emperadores”- no toman en serio a sus padres, y a veces compiten entre ellos por sacar las peores calificaciones y ser considerado el que más asignaturas suspendió de todos ellos. A pesar de esto, sus parientes les obsequian con el móvil de última tecnología o el mejor ordenador del mercado.

Aún así, todavía hay algunos padres que suelen emplear la norma del esfuerzo y la meritocracia como método principal y base de la educación y el desarrollo de sus hijos, remedio eficaz si se toma en pequeñas dosis durante toda la vida.

1. El éxito depende del esfuerzo – Sófocles.

2. Mucho esfuerzo, mucha prosperidad – Eurípides.

3. La felicidad es una opción que requiere esfuerzo a veces – Esquilo.

4. Nadie sabe lo que puede hacer hasta que lo intenta – Publilio Syrus. 5. Cada hombre es el forjador de su propia fortuna – Apio Claudio.

6. Sólo hay felicidad donde hay virtud y esfuerzo serio, pues la vida no es un juego – Aristóteles.

7. Cualquier esfuerzo resulta ligero con el hábito – Tito Livio.

8. La vida no regala nada a los mortales sin un gran esfuerzo – Horacio.

9. Más se estima lo que con más trabajo se gana – Aristóteles.

10. No se llega a campeón sin sudar – Epicteto.

11. Las arañas atrapan a las moscas y dejan huir a las avispas – Plutarco.

12. El trabajo moderado fortifica el espíritu; y lo debilita cuando es excesivo: así como el agua moderada nutre las plantas y demasiada las ahoga – Plutarco.

13. Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, por tanto, no es un acto, sino un hábito – Aristóteles.

14. El buen carácter no se forma en una semana o en un mes. Se crea poco a poco, día a día. Se requiere un esfuerzo paciente para desarrollar un buen carácter – Heráclito.

15. Lo que hagas sin esfuerzo y con presteza, durar no puede ni tener belleza – Plutarco.

16. El que no hace un esfuerzo para ayudarse a sí mismo, no tiene derecho a solicitar ayuda a los demás – Demóstenes.

17. Llevadera es la labor cuando muchos comparten la fatiga – Homero.

18. Con dificultad hallaremos quien después de tomar sobre sí grandes trabajos y soportar peligros, no desee con vivo ardor la gloria como premio de las empresas realizadas – Cicerón.

19. Que un hombre se conquiste a sí mismo es la primera y más noble de todas las victorias – Platón.

20. Lo lícito no me es grato; lo prohibido excita mi deseo – Ovidio.

Pintura de portada: Bailarinas en clase, Edgar Degas.

Nací en el Mediterráneo: Sorolla y la colección “Visión de España” (segunda parte)

En esta ocasión trataremos una de las colecciones más conocidas que Sorolla tuvo que pintar para la Hispanic Society de Nueva York (1911): las Regiones de España o La visión de España. Esta colección fue un encargo que consistía en la realización de catorce paneles al óleo sobre lienzo que decorarían la biblioteca del edificio sede de la institución, y estarían dedicados a cada una de las regiones de España. Esta obra, que hizo entre los años 1913 y 1919, es un monumento imborrable a nuestro país, dado que se representaban escenas características de diversas provincias tanto españolas como portuguesas, reflejando sólo una escena interior y las demás exteriores.

Ayamonte, la pesca del atún - Sorolla
Pintura: Ayamonte, la pesca de atún.

Para llevar a cabo esta grandiosa obra, necesitó casi todo el año de 1912, con tal de poder viajar por todo el país, modelando bocetos y trabajos de costumbres y paisajes in situ. Pues bien, de esta colección destacó las pinturas que realizó en 1916, dedicadas a niños y mujeres en las playas de Valencia, como Madre e hija o Pescadora valenciana. Se inspiró, por tanto, en las alquerías y los grandes naranjales de Alcira.

Valencia, las grupas - Sorolla
Pintura: Valencia, las grupas.

Así pues, por necesidades de restauración, estas obras fueron descolgadas en 2008, ocasión que se aprovechó para exhibirlas en distintas ciudades españolas (Valencia, Barcelona, Málaga, el Museo de Bellas Artes de Bilbao, el Museo de Bellas Artes de Sevilla y el Museo del Prado en Madrid) hasta el 2009, considerándose un éxito de visitas. Sin embargo, la serie de lienzos fueron devueltos a la institución en 2010. Puedes conocer más de este autor dando clic aquí.

Estas son las pinturas que componen esta eximia colección. Para conocer los títulos, da clic en la imagen.

Pintura de portada: Cataluña, Joaquín Sorolla.

 

 

 

20 pinturas de Safo

Esta última entrega la dedicaremos exclusivamente a apreciar cómo los pintores y ceramistas plasmaron con sus pinceles a nuestra poetisa favorita, Safo de Lesbos. A continuación podrán observar la bellezacon la que se representa a esta escritora, cuyos escritos nos han llegado de manera fragmentaria por desgracia. Si quieres conocer más sobre Safo de Lesbos, puedes picar aquí.

La educación nos hará libres: 20 pensamientos acerca del aprendizaje de escritores clásicos

El fundamento más importante en nuestra sociedad es la educación, pues estamos obligados desde pequeños a recibir instrucción primero de nuestros padres y luego de la escuela. Pues bien, gracias a ella formamos nuestra propia personalidad y futuro, circunstancia que nos exige constancia y dedicación con el objetivo de alcanzar los planes de vida.

Con todo, la presencia de esta formación en nuestros tiempos resulta imprescindibles por considerarse necesaria en los tiempos que estamos. Por consiguiente, y sin más preámbulos, los dejamos con 20 reflexiones de autores clásicos sobre este tema.

  1. El hombre nada puede aprender sino en virtud de lo que sabe – Aristóteles.
  2. Amargas son las raíces del estudio, pero los frutos son dulces – Catón.
  3. Como un campo, aunque sea fértil, no puede dar frutos si no se cultiva, así le sucede a nuestro espíritu sin el estudio – Cicerón.
  4. El hombre instruido lleva en sí mismo sus riquezas – Fedro.
  5. Las raíces de la educación son amargas, pero la fruta es dulce – Aristóteles.
  6. Instruirse; instruirse siempre. Este es el verdadero alimento del alma – Cicerón.
  7. Es la marca de una mente educada ser capaz de entretener un pensamiento sin aceptarlo – Aristóteles.
  8. Si quieres aprender, enseñar – Cicerón.
  9. Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres – Pitágoras.
  10. Ese débil método de educación al que solemos llamar indulgencia, destruye toda la fuerza del alma y del cuerpo – Quintiliano.
  11. Es mejor aprender cosas inútiles que no aprender nada – Séneca.
  12. Noble cosa es, aun para un anciano, el aprender – Sófocles.
  13. Lo que de raíz se aprende nunca del todo se olvida – Séneca.
  14. Procura instruirte mientras vivas; no creas que la vejez trae consigo la razón – Solón.
  15. Nuestro defecto es aprender más por la escuela que por la vida – Séneca.
  16. La fundación de cada estado es la educación de su juventud –Diógenes.
  17. El educado difiere del no educado tanto como el que vive difiere del muerto – Aristóteles.
  18. Sólo los educados son libres – Epicteto.
  19. El cultivo de la mente es tan necesario como la comida para el cuerpo – Cicerón.
  20. La educación es un ornamento en la prosperidad y un refugio en la adversidad – Aristóteles.

Pintura de portada: Escuela de Pueblo, Albert Anker

Nací en el Mediterráneo: Joaquín Sorolla (primera parte)

Para dominar la pintura, uno de los elementos que nuestros maestros nos piden que adoptemos es el manejo perfecto de la luz y la sombra, ya sea con el fin de resaltar los personajes principales del cuadro, ya sea con tal de un uso perfecto de cada una de las partes del paisaje, ambiente que resulta estar en plena armonía con su conjunto. De esta manera, podemos disfrutar de cada uno de los pasos del aprendizaje de esta bella arte. Así pues, dichas habilidades, propias de esta disciplina, son las que nuestro pintor perfeccionó de modo admirable para el disfrute de generaciones futuras.

Joaquín Sorolla y Bastida (Valencia, 1863 – Cercedilla, 1923), pintor español, fue un artista muy productivo, al haber realizado más de 2,000 obras de las más diversas corrientes, como la impresionista, postimpresionista y luminista.

Los padres de Sorolla fallecieron a causa de una epidemia de cólera cuando este tenía dos años, quedando huérfanos tanto él como su hermana Eugenia, y haciéndose cargo de ellos su tía Isabel, hermana de su madre, y su marido, cuya profesión era la de cerrajero. Desde pequeño, mostró una gran vocación para las bellas artes.

Mi familia - Sorolla
Pintura: Mi familia, Joaquín Sorolla.

Después de terminar su formación en la Escuela de Artesanos de Valencia, empezó a enviar sus obras a concursos y exposiciones de bellas artes, tal como la de Madrid (1881), en la cual presentó tres marinas valencianas que no tuvieron éxito, dado que no encajaban con la pintura oficial, al no ser pintura histórica y dramática. Al año siguiente, pudo estudiar la obra de Velázquez y de otros muchos autores en el Museo del Prado. En 1883, logró por fin una medalla en la Exposición Regional de Valencia; en 1884, la medalla de segunda clase en la Exposición Nacional por su pintura Defensa del parque de artillería de Monteleón.

Su obra El crit del palleter, cuyo tema era el de la Guerra de la Independencia, tuvo gran éxito en su tierra. Por este motivo, fue pensionado por la Diputación Provincial de Valencia para que viajase a Roma, con el fin de trabajar y conocer el arte clásico y renacentista, además de los grandes museos y otros artistas. Luego, el artista viajó a París junto con Pedro Gil en 1885, para acercarse a la pintura impresionista; así, con esta técnica pudo hacer variaciones en su estilo ya de regreso a Roma, tomando contacto con las vanguardias europeas.

El crit del palleter - Sorolla
Pintura: El crit del palleter, Joaquín Sorolla.

En 1888, se casó con Clotilde Garcia en su tierra; mas vivió un año más en Asís, Italia, época en la que se relacionan algunas de sus obras, como la de Vendiendo Melones, y donde solía pintar acuarelas de temas costumbristas y anecdóticos para venderlos. Al año siguiente, toda su familia se instaló en Madrid, y cinco años después, Sorolla consiguió por fin el reconocimiento como pintor.

Años después volvió a viajar a París, donde desarrolló una técnica llamada “Luminismo”, estilo caracterizador de su obra a partir de este momento. A raíz de este hecho comenzó a pintar al aire libre, realizando en sus cuadros escenas cotidianas y paisajísticas de la vida mediterránea, como las  obras de La vuelta de la pesca, La playa de Valencia o Triste herencia, recibiendo con la última pintura mencionada el “Grand Prix” en el certamen internacional de París (1900), y continuando con su pintura de denuncia social, como Y aún dicen que el pescado es caro (1894).

La vuelta de la Pesca - Sorolla
Pintura: La vuelta de la pesca, Joaquín Sorolla.

Después de haber viajado tanto a Europa como a Inglaterra y Francia, realizó una exposición en París que le dio tanto reconocimiento internacional, que le permitió que su obra pictórica se conociese por toda Europa y América.

En 1909 triunfó con una exposición que hizo en Nueva York, con obras como Sol de tarde o Nadadores; de igual manera, en 1911, realizó exposiciones en el Museo de Arte de San Luis y en el Instituto de Arte de Chicago.

Nadadores - Sorolla
Pintura: Nadadores, Joaquín Sorolla.

También cabe destacar su faceta como retratista que desarrolló en aquellos años (Cajal, Galdós, Machado, Vicente Blasco Ibañez, entre otros). En 1914 fue nombrado académico, y después trabajó como profesor de composición y color en la Escuela de Bellas Artes de Madrid. En 1920 sufrió una hemiplejía, mientras pintaba el retrato de la mujer de Ramón Pérez de Ayala, impidiéndole continuar con su pasión.

Tres años después de este hecho murió en su residencia de Cercedilla.

Galería

 

 

 

Cómo superar la adversidad a través de 20 citas de autores clásicos

En el camino de la vida debemos superar obstáculos que comprueban nuestra adversidad ante los problemas que se nos presentan; no obstante, gracias a ellos conseguimos más fuerza para construir nuestra propia personalidad y enfrentarnos a un mundo “normalizado”.

Ahora bien, necesitamos la sabiduría de nuestros clásicos, que perduran en esta sociedad a través de los tiempos y las modas, aunque los políticos se nieguen a ver la evidencia, para afrontar la fortaleza y el carácter de nuestro ser, y así seguir adelante con nuestro recorrido.

  1. Es más fácil dar consejos que sufrir con fortaleza la adversidad – Eurípides.
  2. Amigo es el que en la prosperidad acude al ser llamado y en la adversidad sin serlo – Demetrio de Falerio.
  3. En cuanto a la adversidad, difícilmente la soportarías si no tuvieras un amigo que sufriese por ti más que tú mismo – Cicerón.
  4. No hay nadie menos afortunado que el hombre a quien la adversidad olvida, pues no tiene oportunidad de ponerse a prueba – Séneca.
  5. En la adversidad conviene muchas veces tomar un camino atrevido – Séneca.
  6. La sabiduría es un adorno en la prosperidad y un refugio en la adversidad – Aristóteles.
  7. En las adversidades sale a la luz la virtud – Aristófanes.
  8. La adversidad es ocasión de virtud – Séneca.
  9. Probamos el oro en el fuego, distinguimos a nuestros amigos en la adversidad – Isócrates.
  10. El dolor, si es grave, es breve; si largo, es leve – Cicerón.
  11. Es una ley: sufrir para comprender – Esquilo.
  12. La desgracia termina por amainar. Los vientos no siempre soplan del mismo cuadrante ni con igual fuerza – Eurípides.
  13. Fácil es en la adversidad despreciar la muerte; más valor demuestra el que sabe ser
    desgraciado – Marcial.
  14. Aunque nunca obres mal, no por eso escaparás al dolor alguna vez- Menandro.
  15. Soporta y resiste: ese esfuerzo te será muy útil un día – Ovidio.
  16. Si llegas a ser desgraciado, ocúltalo para que tus enemigos no se alegren – Periandro.
  17. Los pequeños dolores son locuaces; los grandes callan estupefactos. No hay cosa más dificultosa de hallar que palabras proporcionadas a un gran dolor – Séneca.
  18. La vida en sí es corta, pero la desgracia la hace larga- Publio Siro.
  19. No te inclines ante la adversidad; más bien opónte audazmente a ella, tanto cuanto tu suerte te lo permita – Virgilio.
  20. Cuando se está en medio de las adversidades, ya es tarde para ser cauto – Séneca.

Pintura de portada: El naufragio, William Turner

 

  

50 motivaciones para alcanzar el éxito

Autora: Mónica Encinas Fons

Todos queremos triunfar en nuestra vida, pero pocos logran diferenciarse de los demás y perseguir sus sueños, sean cualesquiera que sean. Por eso, y por muchas otras razones, debemos ser fieles a nuestras ideologías y nuestros objetivos, aunque nadie crea en ellos. Con disciplina y trabajo, conseguiremos nuestra meta soñada, y podremos disfrutar rodeados de nuestra familia de ese objetivo que tanto nos costó llegar y que, en tiempos arduos, casi abandonamos, sin darnos cuenta que era el motor que nos permitía sentirnos orgullosos de nuestros pasos.

Mientras tanto, los dejamos 50 citas de autores para iluminar el camino que han elegido.

1. Pocos hombres tienen la fuerza de carácter suficiente para alegrase del éxito de un amigo sin sentir cierta envidia – Esquilo.

2. A los ojos de los hombres, el éxito es un dios – Esquilo.

3. El buen éxito disculpa la temeridad – Séneca.

4. El requisito del éxito es la prontitud en las decisiones – Francis Bacon.

5. He tenido éxito en la vida. Ahora intento hacer de mi vida un éxito – Brigitte Bardot.

6. Los éxitos engendran los éxitos, como el dinero hace dinero – Chamfort.

7. El secreto del éxito en la vida del hombre consiste en estar dispuesto para aprovechar la ocasión que se le depare – Benjamin Disraeli.

8. La confianza en sí mismo es el primer secreto del éxito – Ralph W. Emerson.

9. El éxito tiene muchos padres, pero el fracaso es huérfano – John F. Kennedy.

10. El éxito es hijo seguro de la perseverancia y firmeza en el trabajo – Orison S. Marden.

11. El secreto del éxito en la vida del hombre consiste en estar dispuesto para aprovechar la ocasión que se le depare – Benjamin Disraeli.

12. Acechar la ocasión, asirla con audaz habilidad y aprovecharla con enérgica perseverancia, tales son las virtuales condiciones del éxitos – William L. Phelps.

13. El éxito debe medirse, no por la posición a que una persona ha llegado, sino por su esfuerzo por triunfar – Booker T. Washington.

14. Tienes que esperar grandes cosas de ti mismo antes de hacerlas -Michael Jordan.

15. Muchos de los fracasos en la vida son personas que no se dieron cuenta lo cerca que estaban del éxito cuando abandonaron -Thomas A. Edison.

16. Todos tus sueños se pueden convertir en realidad si tienes el coraje de perseguirlos -Walt Disney.

17. Veinte años más tarde estarás más decepcionado por las cosas que no hiciste que por las que hiciste -Mark Twain.

18. Cuando te encuentres a ti mismo al lado de la mayoría, es tiempo de parar y reflexionar – Mark Twain.

19. Sin continuo crecimiento y perseverancia, palabras como mejora, logro y éxito no tienen significado – Benjamin Franklin.

20. No he fracasado, he encotrado 10000 formas que no funcionan -Thomas A. Edison.

21. He encontrado que cuanto más trabajo, más suerte parece que tengo -Thomas Jefferson.

22. Si no estas dispuesto a arriesgar lo habitual, tendrás que conformarte con lo ordinario -Jim Rohn.

23. Hay dos tipos de personas que te dirán que no puedes marcar una diferencia en este mundo: los que tienen miedo a intentarlo y los que tienen miedo de que tengas éxito -Ray Goforth.

24. El éxito es saber tu propósito en la vida, crecer para alcanzar tu máximo potencial y plantar semillas que beneficien a otros -John C. Maxwell.

25. Brindemos por los locos, los inadaptados, los alborotadores, los buscadores de problemas, los que ven las cosas de forma distinta. No siguen las reglas y no tienen respeto por el status quo. Puedes criticarlos, estar en desacuerdo con ellos, glorificarlos o alabarlos. Pero lo único que no puedes hacer es ignorarlos, porque cambian las cosas. Empujan la raza humana hacia delante y mientras algunos los ven como locos, otros los ven como genios. Porque la gente que está lo suficientemente loca para pensar que pueden cambiar el mundo, son los que lo hacen – Steve Jobs.

26. Un hombre exitoso es el que es capaz de asentar una base con los ladrillos que otros le han tirado -David Brinkley.

27. La cuestión no es quién me va a dejar, es quién me va a parar -Ayn Rand.

28. El secreto de una vida exitosa es encontrar cual es tu destino y entonces hacerlo – Henry Ford.

29. El éxito es la suma de pequeños esfuerzos, repetidos día si y día también – Robert Collier.

30. El éxito es gustarte a ti mismo, gustarte lo que haces y gustarte cómo lo haces -Maya Angelou.

31. La razón número uno por la que la gente fracasa es porque escuchan a sus amigos, familia y vecinos – Napoleon Hill.

32. No hay fórmulas secretas para el éxito. Es el resultado de tu preparación, trabajo duro y aprender de los errores – Colin Powell.

33. El éxito no es el camino a la felicidad, la felicidad es el camino al éxito; si amas lo que haces tendrás éxito. –Albert Schweitzer.

34. El éxito no se trata de grandeza. Es sobre consistencia. Ser consistente en trabajar duro conlleva al éxito. La grandeza vendrá sola – Dwayne Johnson.

35. El éxito es donde la preparación y la oportunidad se encuentran – Bobby Unser.

36. El éxito consiste en ir de fracaso a fracaso sin perder el entusiasmo. –Winston Churchill.

37. Es importante celebrar el éxito, pero es más importante aprender bien de los fracasos – Bill Gates.

38. Muchas personas sueñan con el éxito, mientras que otras se levantan y hacen que pase – Wayne Huizenga.

39. Concentración y el trabajo duro son la verdadera clave del éxito. Mantén los ojos en la meta, y sigue tomando el siguiente paso hacia completarla. Si no estás seguro de qué manera hacer algo, hazlo de ambas maneras y observa qué funciona mejor – John Carmacka.

40. El éxito no es un destino, sino el camino que nos toca andar. Ser exitoso significa que estás trabajando duro y labrando tu propio camino – Marlon Wayans.

41. El éxito no es más que unas cuantas disciplinas, practicadas cada día – Jim Rohn.

42. A pesar de lo difícil que se ve la vida, siempre hay algo que puedes hacer para lograr el éxito – Stephen Hawking.

43. No te dejes sentir avergonzado por tus fracasos; aprende de ellos y vuelve a comenzar – Richard Branson.

44. No puedo decirte la fórmula para el éxito, pero sí puedo decirte la del fracaso: trata de complacer a todos –Herbert B. Swope.

45. Lo único que se interpone entre ti y tu sueño, es la voluntad de intentarlo y la creencia de que en realidad es posible – Joel Brown

46. La única manera de hacer un gran trabajo, es amar lo que haces. Si no lo has encontrado, sigue buscando. No te conformes – Steve Jobs

47. El fracaso es un requisito para el éxito. Si quieres triunfar rápido, duplica el número de tus fracasos – Brian Tracy

48. No juzgues cada día por la cosecha que has obtenido, sino por las semillas que has plantado – Robert Louis Stevenson

49. Si la oportunidad no llama, construye una puerta – Milton Berle

50. Nunca es demasiado tarde para ser lo que podría haber sido – George Eliot

Escultura: Perseo con la cabeza de Medusa, Cellini

La historia de Candaules en la pintura

Muchas veces presumir en exceso de nuestros bienes o de alguna situación favorable puedes salirnos muy caro. Hasta cierto punto, es algo normal en nuestros días mostrarles a los otros nuestra buena fortuna, posesiones, viajes, educación y mucho más. Nos gusta el reconocimiento y ser apreciados por ello. Sin embargo, hay quienes hacen alarde y se exhiben de una manera desproporcionada, con lo cual no hacen más que construir su propia tumba. Este es el caso del Rey Candaules, último rey de Lidia, cuya historia nos la cuenta Heródoto en sus Historias. 

Enamorado profundamente de su esposa, Candaules gustaba de presumir los atributos de su mujer y, sobre todo, de convencer a los demás de ello. Su vanagloria llegó a tanto, que en una ocasión invitó a uno de sus amigos y colaboradores más cercanos, el jefe militar Giges, a contemplar a su esposa desnuda y comprobar de cerca todas sus virtudes. A pesar de la resistencia de Giges, el Rey terminó por convencerlo de entrar en la alcoba y observar el cuerpo perfecto de la reina. Y así fue, hasta que al día siguiente, Giges fue llamado por la reina, quién le contó que se había percatado de su presencia en la alcoba el día anterior, mientras ella estaba desnuda. Ante esto, Giges tuvo dos opciones propuestas por la reina: morir a causa de su falta o asesinar a Candaules en el mismo lugar que se había ocultado.

Desde luego, Giges eligió la última opción.

En recuerdo de este par de voyeuristas, te dejamos la siguiente galería con el motivo de Giges y Candaules. Si te gustó, no olvides compartir la entrada.

Pintura de portada: King Candaules, Jean-Léon Gérôme.

 

90 maneras de aprender con propiedad a insultar en latín

Autora: Mónica Encinas Fons

El latín, como cualquier otra lengua romance, además de ser un idioma con vocabulario propio de tecnicismos del derecho y de la filosofía, es común para las vulgaridades, como las palabrotas, empleadas la mayoría de ellas con sentido sexual y escatológico. De hecho, los romanos disfrutaban de lo lindo metiendo con sus semejantes al tener un repertorio de insultos para cada ocasión.

Por consiguiente, te dejamos unos cuantos de ellos con tal de no quedarte con las ganas de ampliar tus conocimientos sobre este apasionante lenguaje, donde ninguno de los enfrentamientos entre sus oponentes termina en una fiel amistad.

1. Acerrimus: puntiagudo, pinchante o hiriente.

2. Cinaedus: afeminado, sodomita.

3. Fraudulens: fraudulento.

4. Fraus populi: timador del pueblo.

5. Fur: ladrón (de donde el castellano hurtar).

6. Trifur: literalmente, “triple ladrón”.

7. Furcifer: pícaro, ladrón.

8. Impurus: impuro.

9. Leno: mercader de mujeres esclavas, alcahuete.

10. Parricida: con el mismo significado que ahora.

11. Pathicus: cabrón. 12.Puttus: puto.

13. Periurus: mentiroso, perjuro.

14. Pernicies adulescentum: perdición de los adolescentes, corruptor de menores.

15. Scelestus: granuja.

16. Sociofraudus: “traicionamigos”.

17. Verbero: avergonzado (se refería a alguien con un pasado vergonzoso)

18. Perfice: traidor, pérfido.

19. Crudelis: cruel, insensible, inhumano.

20. Caudex o Stipes: idiota (referente al tamaño de cerebro y inteligencia de la persona).

21. Imbecillis o Imbecille: faltos de báculo (indefensión intelectual).

22. Stultus, Stolide o Stolo: tonto.

23. Stultissime: completamente estúpido.

24. Stultissimi: perfectos estúpidos.

25. Fanatice o Nequissime: fanático (referente a lo mente cerrada que puede ser una persona y/o a la falta de originalidad).

26. Amens: imprudente.

27. Pecus o Vervex: borrego o burro.

28. Hirce: cabrón.

29. Sus: cerdo.

30. Cimex: chinche.

31.Hirudo: sanguijuela.

32. Bufo: sapo.

33. Impudicus: deshonesto.

34. Mentula: alguien de escasa dotación viril.

35. Spado: castrado o impotente.

36. Vetule: antigualla.

37. Pusille: microbio.

38. Merda o Merdose: Mierda o de Mierda.

39. Cacate o Cacator: cagado o cagón.

40. Sordes: basura.

41. Ructator: eructador.

42. Ructabunde: bolsa de pedos.

43. Sterculinum: letrina.

44. Fatue: tonto.

45. Nugator: insignificante.

46. Matula: cabeza hueca.

47. Vappa: término intraducible que se refiere al vino agrio y desagradable (personas que querían manifestar cierta superioridad social sobre el otro).

48. Malus nequamque: bueno para nada (literalmente, “malo para todo”).

49. Bucco: bocazas.

50. Caenum: sucio.

51. Stercoreus: estercóreo.

52. Spurce: mugroso.

53. Mentulam caco: me cago en la polla.

54. Fungi: hongos (insulto sectario para referirse a los sujetos provincianos).

55. Bucco: bucón (acompañado por caenum, “sucio”; spurce, “mugroso”, o stercoreus, “sorete”).

56. Luteus: embarrado (alguien con las ropas sucias).

57. Oraputide: boca podrida (alguien con mal aliento).

58. Putide: apestoso.

59. Lutulente: mugriento.

60. Tramas: basura.

61. Pediculose: piojoso (tanto alguien que sufría de pediculosis como de cabellera desprolija).

62. Fugitivus: fugitivo (sólo la persona esclava podía ser considerada fugitiva).

63. Cruciarus: alguien que merecía ser crucificado.

64. Paedicabo ego vos: voy a romperte el culo (insulto exclusivo entre hombres).

65. Irrumabo ego vos: voy a obligarte a que me practiques una felación.

66. Duros nequeunt movere lumbos: que es incapaz de tener una erección.

67. Moechari: adúltera.

68. Derideo te: me río de ti.

69. Vescere bracis meis: comerse tus pantalones.

70. Stultus est sicut stultus facit: alguien es tan estúpido como las estupideces que hace.

71. Asinus asinum fricat: el estúpido soba al estúpido (gente que solo sabe hacer las cosas mediante halagos exagerados e innecesarios a sus superiores).

72. Utinam barbari spatium proprium tuum invadant!: ojalá los bárbaros invadan tu espacio personal.

73. Adversus solem ne loquitor: no hables en contra del sol (gente terca que no acepta una verdad obvia)

74. Asinus ad lyram: traducción literal “un trasero a la lira” (para denominar a alguien extraño).

75. Bustirapus: expoliador de piras funerarias, profanador.

76. Caenum inmundicia: cieno, fango.

77. Legirupa: infractor de leyes.

78. Pernicies adulescentum: perdición de los adolescentes, corruptor de menores.

79. Planissimus: llano, simple.

80. Sacrilegus: sacrílego, que comete actos impíos.

81. Scelestus: bribón. Granuja.

82. Pedico: sodomizar.

83. Irrumo: correrse por una felación.

84. Impudice: fresco, imprudente, hijo de puta (referente a ámbitos sexuales).

85. Non calor sed umor est qui nobis incommodat: no es el calor, es la humedad.

86. Vacca foeda: vaca fea o desgraciada.

87. Utinam logica falsa tuam philosophiam totam suffodiant!: ¡Qué la lógica defectuosa infeste su sistema filosófico!

88. Te audire non possum. Musa sapientum fixa est in aure: No puedo oírte. Tengo un plátano metido en la oreja.

89. Nihil est-in vita priore ego imperator Romanus fui: Eso no es nada. En una vida pasada fui emperador de Roma.

90. Catapultam habeo. Nisi pecuniam omnem mihi dabis, ad caput tuum saxum immane mittam: Tengo una catapulta. Dame todo el dinero o te lanzaré una enorme piedra a la cabeza.

CARMINA XVI de Catulo

Paedicabo ego vos et irrumabo Aureli pathice et cinaede Furi, qui me ex versiculis meis putastis, quod sunt molliculi, parum pudicum. Nam castum esse decet pium poetam ipsum, versiculos nihil necesse est, qui tum denique habent salem ac leporem, si sunt molliculi ac parum pudici et quod pruriat incitare possunt, non dico pueris, sed his pilosis, qui duros nequeunt movere lumbos. Vos quod milia multa basiorum legitis, male me marem putatis? Paedicabo ego vos et irrumabo

 

Os encularé y me la mamaréis
bardaje de Aurelio y marica de Furio, que a mí por los versículos míos me creísteis, porque son blanditos, poco púdico, pues casto ser honra al piadoso poeta mismo: sus versículos nada necesario es, que entonces al fin tienen sal y encanto si son blanditos y poco púdicos, y que lo que escueza incitar puedan no digo a los chicos, sino a estos vellosos que sus duros lomos no pueden mover. ¿Vosotros, porque muchos besos leísteis, que mal soy yo un hombre creéis? Os daré por el culo y me la mamaréis.

Pintura: La muerte de Julio César, Vincenzo Camuccini