Makura no Sōshi, un elogio a la cotidianidad femenina

Pocas veces explorada por los públicos “occidentales”, la literatura clásica japonesa posee joyas de extraordinaria belleza artística y documental como lo es el famoso “Libro de la almohada” o Makura no Sōshi de Sei Shōnagon, la enigmática escritora y ayudante de la emperatriz Sadako, quien gobernó hacia finales del siglo X, durante la Era Heian (794-1185). Durante esta época, la literatura tenía una fuerte presencia en los ámbitos femeninos, principalmente en el ámbito poético y epistolar. De hecho, el desarrollo de la escritura conocida como hiragana, una simplificación fonética de los kanjis o ideogramas chinos, está asociado a la educación de las mujeres, quienes tenían vedado el aprendizaje de los ideogramas chinos por ser considerados como demasiado complejos. Y esta obra, el Libro de la Almohada, es una de las primeras escritas en a partir de este silabario.

54e2aedfbefe2Sei Sei Shōnagon en la corte imperial, Chikanobu.

A Sei Shōnagon se le conoce por sus delicadas descripciones del ambiente cortesano y por ser una de las escritoras pioneras de un género propio de la literatura japonesa: el  zuihitsu o ensayo “al correr del pincel”, en donde es posible encontrar fragmentos dispersos tanto de sentimientos o sensaciones específicas, así como breves narraciones de su acontecer diario sobre cualquier tema de la vida cotidiana al servicio de la emperatriz Sadako.

6951b83ba4fdff832024ecd6ef50947a (1)Representación anónima de Shōnagon

Con un estilo sobrio y anecdótico, el Libro de la Almohada nos muestra la intimidad de los ojos y la mente de Shōnagon, sin dejar del lado la imagen de una mujer intelectualmente capaz y dotada de un ingenio sobresaliente. En no pocos pasajes del libro, se puede comprobar esta afirmación y disfrutar de cada una de las pinceladas de esta magnífica escritora, que inspiró más de mil años después al cineasta Peter Greenaway para la realización de su obra The Pillow Book.

312px-Sei_ShonagonSei Shōnagon de Kikuchi Yōsai.

En el Libro de la almohada destacan sobre todo las listas en las que enumera diferentes elementos sobre una temática determinada, agrupando situaciones de acuerdo a su criterio o simplemente trazando imágenes y perfiles de una misma idea. No olvidemos que se trata, ante todo, de un diario íntimo sobre sus experiencias, un retrato de su intimidad. A continuación, como ya es costumbre, les dejamos breves fragmento de Makura no Sōshi, un auténtico elogio de la cotidianidad femenina.

25. Árboles en Flor

Capullos de ciruelo, más claros o más oscuros, y sobre todo los bien rojos, me llenan de felicidad. También me gustan las delgadas ramas de los cerezos, con sus pétalos y las hojas de un tinte rojo. Graciosa es la glicina con sus ramas inclinadas por sus racimos de pétalos de color delicado.

Los pimpollos púrpura de la paulonia son una delicia. Debo confesar que no me agrada el aspecto de sus hojas tan anchas cuando se abren… Pero no puedo referirme a la paulonia del mismo modo que lo hago con los otros árboles, pues es en ella donde el grandioso y famoso pájaro de China anida, y esta idea me colma de admiración. Por otra parte, es el árbol que proporciona la madera para los laúdes de los que salen sonidos tan bellos. ¿Cómo pude emplear un término tan común como ”delicia”? La paulonia no es una delicia, es magnífica.

63.  Cosas embarazosas

Mientras estoy con una visita, escucho como los sirvientes conversan desenfadadamente en las habitaciones de atrás. Es embarazoso que nuestro visitante puede llegar a oírlos. Pero ¿cómo detenerlos?

Haber hablado de alguien sin sospechar que podía oírnos. Es embarazoso aun si era sobre un criado o alguna otra persona completamente insignificante.

Un ignorante que en presencia de algunas personas instruidas se da aires de sabihondo y conversa sobre hombres de otros tiempos.

110. Cosas que aunque lejanas son próximas

El Paraíso.

La trayectoria de un bote.

Las relaciones entre un hombre y una mujer.

117. Personas que parecen complacidas

Un hombre que ha conseguido el puesto de chambelán para su querido hijo en un momento en el que la competencia es muy fuerte.

Un hombre joven que ha sido elegido entre varios candidatos para ser adoptado como yerno.

Un jugador en un juego de rimas ocultas que rápidamente descubre el ideograma encubierto.

Anuncios