5 consejos para comprender la censura según los clásicos

A causa de la censura de una de las figuras más representativas del paleolítico, la Venus de Willendorf, por una de las redes sociales más conocidas, le queremos dedicar este artículo a la pequeña figurilla ante la constante política inquisitiva hacia las obras de arte que contienen desnudos.

Echando la vista atrás, nos encontramos la misma situación en las obras de Egon Shiele, las que fueron criticadas y dejadas de lado en su época, así como en nuestros días en algunos museos museos europeos.

Sin embargo, como mera anotación marginal, las obras más polémicas han sido y serán las pinturas de tema mitológico, ya que nuestras pintoras no podían acceder a las academias en la antigüedad, donde se daban lecciones de anatomía enfocadas, sobre todo, en los mitos grecorromanos.

Seguidamente, los daremos 5 motivos para poder tolerar los abusos de la censura.

1. “No sólo tenemos que vigilar a los poetas y obligarles o a representar en sus obras modelos de buen carácter o a no divulgarlas entre nosotros, sino que también hay que ejercer inspección sobre los demás artistas.” – Platón.

2. “La censura perdona a los cuervos y se ensaña con las palomas” – Juvenal.

3. “Algunas señales del que progresa en el estudio de la sabiduría: a nadie censura, a nadie alaba, no se queda de nadie, y no acusa a nadie, no habla de sí como si fuera o supiera algo.” – Epicteto.

4. “Nada es más fácil que censurar a los muertos.” – Julio César.

5. “La mejor forma de no ser criticado es no decir nada, no hacer nada, no ser nadie.” –
Aristóteles.

Anuncios