90 maneras de aprender con propiedad a insultar en latín

Autora: Mónica Encinas Fons

El latín, como cualquier otra lengua romance, además de ser un idioma con vocabulario propio de tecnicismos del derecho y de la filosofía, es común para las vulgaridades, como las palabrotas, empleadas la mayoría de ellas con sentido sexual y escatológico. De hecho, los romanos disfrutaban de lo lindo metiendo con sus semejantes al tener un repertorio de insultos para cada ocasión.

Por consiguiente, te dejamos unos cuantos de ellos con tal de no quedarte con las ganas de ampliar tus conocimientos sobre este apasionante lenguaje, donde ninguno de los enfrentamientos entre sus oponentes termina en una fiel amistad.

1. Acerrimus: puntiagudo, pinchante o hiriente.

2. Cinaedus: afeminado, sodomita.

3. Fraudulens: fraudulento.

4. Fraus populi: timador del pueblo.

5. Fur: ladrón (de donde el castellano hurtar).

6. Trifur: literalmente, “triple ladrón”.

7. Furcifer: pícaro, ladrón.

8. Impurus: impuro.

9. Leno: mercader de mujeres esclavas, alcahuete.

10. Parricida: con el mismo significado que ahora.

11. Pathicus: cabrón. 12.Puttus: puto.

13. Periurus: mentiroso, perjuro.

14. Pernicies adulescentum: perdición de los adolescentes, corruptor de menores.

15. Scelestus: granuja.

16. Sociofraudus: “traicionamigos”.

17. Verbero: avergonzado (se refería a alguien con un pasado vergonzoso)

18. Perfice: traidor, pérfido.

19. Crudelis: cruel, insensible, inhumano.

20. Caudex o Stipes: idiota (referente al tamaño de cerebro y inteligencia de la persona).

21. Imbecillis o Imbecille: faltos de báculo (indefensión intelectual).

22. Stultus, Stolide o Stolo: tonto.

23. Stultissime: completamente estúpido.

24. Stultissimi: perfectos estúpidos.

25. Fanatice o Nequissime: fanático (referente a lo mente cerrada que puede ser una persona y/o a la falta de originalidad).

26. Amens: imprudente.

27. Pecus o Vervex: borrego o burro.

28. Hirce: cabrón.

29. Sus: cerdo.

30. Cimex: chinche.

31.Hirudo: sanguijuela.

32. Bufo: sapo.

33. Impudicus: deshonesto.

34. Mentula: alguien de escasa dotación viril.

35. Spado: castrado o impotente.

36. Vetule: antigualla.

37. Pusille: microbio.

38. Merda o Merdose: Mierda o de Mierda.

39. Cacate o Cacator: cagado o cagón.

40. Sordes: basura.

41. Ructator: eructador.

42. Ructabunde: bolsa de pedos.

43. Sterculinum: letrina.

44. Fatue: tonto.

45. Nugator: insignificante.

46. Matula: cabeza hueca.

47. Vappa: término intraducible que se refiere al vino agrio y desagradable (personas que querían manifestar cierta superioridad social sobre el otro).

48. Malus nequamque: bueno para nada (literalmente, “malo para todo”).

49. Bucco: bocazas.

50. Caenum: sucio.

51. Stercoreus: estercóreo.

52. Spurce: mugroso.

53. Mentulam caco: me cago en la polla.

54. Fungi: hongos (insulto sectario para referirse a los sujetos provincianos).

55. Bucco: bucón (acompañado por caenum, “sucio”; spurce, “mugroso”, o stercoreus, “sorete”).

56. Luteus: embarrado (alguien con las ropas sucias).

57. Oraputide: boca podrida (alguien con mal aliento).

58. Putide: apestoso.

59. Lutulente: mugriento.

60. Tramas: basura.

61. Pediculose: piojoso (tanto alguien que sufría de pediculosis como de cabellera desprolija).

62. Fugitivus: fugitivo (sólo la persona esclava podía ser considerada fugitiva).

63. Cruciarus: alguien que merecía ser crucificado.

64. Paedicabo ego vos: voy a romperte el culo (insulto exclusivo entre hombres).

65. Irrumabo ego vos: voy a obligarte a que me practiques una felación.

66. Duros nequeunt movere lumbos: que es incapaz de tener una erección.

67. Moechari: adúltera.

68. Derideo te: me río de ti.

69. Vescere bracis meis: comerse tus pantalones.

70. Stultus est sicut stultus facit: alguien es tan estúpido como las estupideces que hace.

71. Asinus asinum fricat: el estúpido soba al estúpido (gente que solo sabe hacer las cosas mediante halagos exagerados e innecesarios a sus superiores).

72. Utinam barbari spatium proprium tuum invadant!: ojalá los bárbaros invadan tu espacio personal.

73. Adversus solem ne loquitor: no hables en contra del sol (gente terca que no acepta una verdad obvia)

74. Asinus ad lyram: traducción literal “un trasero a la lira” (para denominar a alguien extraño).

75. Bustirapus: expoliador de piras funerarias, profanador.

76. Caenum inmundicia: cieno, fango.

77. Legirupa: infractor de leyes.

78. Pernicies adulescentum: perdición de los adolescentes, corruptor de menores.

79. Planissimus: llano, simple.

80. Sacrilegus: sacrílego, que comete actos impíos.

81. Scelestus: bribón. Granuja.

82. Pedico: sodomizar.

83. Irrumo: correrse por una felación.

84. Impudice: fresco, imprudente, hijo de puta (referente a ámbitos sexuales).

85. Non calor sed umor est qui nobis incommodat: no es el calor, es la humedad.

86. Vacca foeda: vaca fea o desgraciada.

87. Utinam logica falsa tuam philosophiam totam suffodiant!: ¡Qué la lógica defectuosa infeste su sistema filosófico!

88. Te audire non possum. Musa sapientum fixa est in aure: No puedo oírte. Tengo un plátano metido en la oreja.

89. Nihil est-in vita priore ego imperator Romanus fui: Eso no es nada. En una vida pasada fui emperador de Roma.

90. Catapultam habeo. Nisi pecuniam omnem mihi dabis, ad caput tuum saxum immane mittam: Tengo una catapulta. Dame todo el dinero o te lanzaré una enorme piedra a la cabeza.

CARMINA XVI de Catulo

Paedicabo ego vos et irrumabo Aureli pathice et cinaede Furi, qui me ex versiculis meis putastis, quod sunt molliculi, parum pudicum. Nam castum esse decet pium poetam ipsum, versiculos nihil necesse est, qui tum denique habent salem ac leporem, si sunt molliculi ac parum pudici et quod pruriat incitare possunt, non dico pueris, sed his pilosis, qui duros nequeunt movere lumbos. Vos quod milia multa basiorum legitis, male me marem putatis? Paedicabo ego vos et irrumabo

 

Os encularé y me la mamaréis
bardaje de Aurelio y marica de Furio, que a mí por los versículos míos me creísteis, porque son blanditos, poco púdico, pues casto ser honra al piadoso poeta mismo: sus versículos nada necesario es, que entonces al fin tienen sal y encanto si son blanditos y poco púdicos, y que lo que escueza incitar puedan no digo a los chicos, sino a estos vellosos que sus duros lomos no pueden mover. ¿Vosotros, porque muchos besos leísteis, que mal soy yo un hombre creéis? Os daré por el culo y me la mamaréis.

Pintura: La muerte de Julio César, Vincenzo Camuccini

Anuncios