La sabiduría de Goethe condensada en 20 pensamientos que te harán regresar a sus libros

El genio de Goethe ha trascendido los siglos, más allá de sus novelas y de su lengua. Y es que en algún momento de nuestro vida hemos leído alguna cita o pensamiento de su brillante cabeza. No está de más recordar que es autor de más de 20 obras literarias, además de algunas geniales notas de experimentos sobre la luz. ¿Acaso no recuerdas las cuitas de ese joven artista llamado Werther? ¿O no te vienen a la memoria esos instantes en los que se le revela la condición humana a un Fausto pleno de soberbia? No te detengas entonces y échale un vistazo a estos 20 pensamientos de Johann Wolfgang von Goethe.

1.- Afortunadamente, el hombre sólo puede comprender un cierto grado de desgracia; más allá de este grado, la desgracia le aniquila o le deja indiferente.

2.- Apenas se entra en sociedad se quita la llave del corazón, escondiéndola en el bolsillo; los que dejan la llave puesta son cortos de entendimiento.

3.- Aquellos que ven en cada desilusión un estímulo para mayores conquistas, ésos poseen el recto punto de vista para con la vida.

4.- Ciertos libros parecen haber sido escritos no para aprender de ellos si no para que se reconozca lo que sabía su autor.

5.- Con los negocios sucede lo mismo que con el baile: hácese indispensable que las personas bailen al compás.

6.- Cuando he estado trabajando todo el día, un buen atardecer nos sale al encuentro.

7.- Cuanto más desquiciada está la vida de la mente, más abandonada a sí misma queda la máquina de la materia.

8.- El amor es una cosa ideal; el matrimonio, una cosa real; la confusión de lo real con lo ideal jamás queda impune.

9.- El hombre más feliz del mundo es aquel que sepa reconocer los méritos de los demás y pueda alegrarse del bien ajeno como si fuera propio.

10.- El que con perspicacia reconoce la limitación de sus facultades, está muy cerca de llegar a la perfección.

11.- El verdadero hombre ama como a un verdadero hombre le corresponde. Dedica la mayor parte de su tiempo al trabajo, y al amor el tiempo que le sobra.

12.- Es gran virtud del hombre sereno oír todo lo que censuran contra él, para corregir lo que sea verdad y no alterarse por lo que sea mentira.

13.- Ésta es la última conclusión de la sabiduría: la libertad y la vida se merecen si se las conquista todos los días.

14.- La mayor riqueza del hombre consiste en tener un ánimo suficientemente grande para no desear la riqueza.

15.- La originalidad no consiste en decir cosas nuevas, sino en decirlas como si no hubiesen sido dichas por otro.

16.- Las grandes pasiones son enfermedades incurables. Lo que podría curarlas las haría verdaderamente peligrosas.

17.- Los sabios y los tontos son igualmente inofensivos; los que más son de temer son los sabios a medias y los medio tontos.

18.- No es hacer lo que nos gusta, sino que nos guste lo que hacemos, lo que convierte la vida en una bendición.

19.- Quien al vulgo le exige deberes sin avenirse a concederle derechos, lo habrá de pagar caro.

20.- Si los hombres, una vez que han hallado la verdad, no volviesen a retorcerla, me daría por satisfecho.

Pintura: Goethe in the roman campagna, Johann Heinrich Wilhelm Tischbein.

Anuncios