¿Por qué “piensas en” y “te enamoras de”? El complemento de régimen preposicional en español

Como parte de los consejos que hemos preparado para una buena redacción, elegimos para esta entrega el tema del complemento de régimen preposicional. Nada del otro mundo, así que no te asustes con el nombre. Se trata de algo tan simple como saber emplear correctamente las preposiciones, pues en muchas ocasiones estas sirven para identificar algo más que el complemento circunstancial en tus oraciones. Vamos al grano.

El complemento de régimen preposicional es una construcción sintáctica formada por un verbo y una preposición que se caracteriza por ser necesaria, de ahí el nombre de “régimen”.  Si bien no todos los verbos piden el empleo de la preposición, siempre es bueno tener identificados cuáles son aquellos que te piden el acompañamiento necesariamente. Desde luego que tenemos una lista (seleccionada, pues si no sería muy extensa), con el fin de que identifiques fácilmente cuándo usarlos y cuándo no, además de algunos ejemplos:

  • Acordarse de: Me acordaba de la primera vez que nos vimos.
  • Acostumbrarse a / acostumbrado(a) a: Me acostumbraste a comer pizza todos los días / Ya estoy acostumbrado a  el ruido de la ciudad.
  • Confiar en: Todos confiamos en la veracidad de la nota.
  • Convencer de / convencido(a) de: Ella lo convenció de / Estamos convencidos de volar el día de mañana.
  • Creer en (no se emplea cuando se introduce una oración subordinada): Los jóvenes creían en fantasmas, hasta que desmintieron la leyenda.
  • Depender de:   La caída de la masa depende de la organización.
  • Enamorarse de: Está enamorado de su prima.
  • Influir en: Las canciones de su abuelo influyeron en la formación del niño.
  • Insistir en: Las vecinas insistieron en romper la puerta.
  • Pensar en: Pensaron en la cocina azul.
  • Preocuparse de / Preocuparse por: Se preocupa por sus compañeros.  

Desde luego que existen excepciones; sin embargo, en el análisis del contexto puede deducirse muy bien su aplicación. Recuerden que son reglas generales, lo que no significa un uso en el 100% de casos.

Pintura: La musa (mujer leyendo), Picasso

 

Anuncios